Рафаэль Мартос Санчес - Raphael - Rafael Martos Sánchez - En Japón Raphael es muy querido también

En Japón Raphael es muy querido también

EN JAPÓN RAPHAEL ES MUY QUERIDO TAMBIÉN. SEGUNDA PARTE.

Revista japonesa “Zaikai Niigata”, diciembre 2013


ESPLENDOR DEL CONCIERTO DE RAPHAEL

Volvamos la vista al tour mundial de Raphael “Mi gran noche”. Arrancó en Abril en México: 10 conciertos, 40 mil espectadores; continuo el los EE.UU. y Canadá: 10 conciertos, 30 mil espectadores. Luego – los conciertos en 7 ciudades más grandes, también en las pequeñas de toda España. Posteriormente a principios del 2014 – de nuevo a América Latina: esta vez Chile y Perú. Y en el mes de Abril – una gira en Rusia. El actúa en los escenarios de mayor prestigio como Auditorio Nacional, la arena más grande de la ciudad de México, el Teatro de la Zarzuela de Madrid, el Gran Teatro del Liceo de Barcelona o el Palacio del Kremlin de Moscú. Las salas siempre están llenas, y es digno de observar que entre los espectadores se puede ver a las gentes de todas las edades. Muchos de ellos son admiradores de Raphael desde los años 60, también hay mucha gente joven. No decimos que estos conciertos son un éxito, agregamos el sello “súper-” y decimos que son “SÚPER – ÉXITO”. En Sevilla Raphael “se vió obligado” a prometer al público volver con los conciertos cada año a partir de este momento.

Lo vi en concierto “Mi Gran Noche” en Valencia en el “Palau de les Arts Reina Sofía”. Un encuentro inolvidable con el arte del Maestro Raphael. En el escenario están solo él y su banda de cinco músicos. Un espectáculo fantástico que dura tres horas seguidas sin intermedios. Un vocal magnifico, una ráfaga de emociones, una fiesta de melodías cautivantes. Una maravilla vocal, una maravilla musical, una maravilla artística están justo ante sus ojos. Vds. se olvidan de todo menos de esta música, menos de los protagonistas de las canciones, menos del cantante cuyo nombre es Raphael.

Pero vamos a calmarnos y veremos el contenido del espectáculo. Al principio Raphael cantó las canciones clásicas actualizadas. El público enseguida reconocía cada melodía y se emocionaba más. Cuanto más tiempo cantaba dichas canciones que habían corrido el riesgo de caer en el más profundo olvido más impresionaban.

¿Qué canciones eran más memorables? Todas. Por ejemplo “Hoy mejor que mañana”, cuyo protagonista, un jóven romántico e impulsivo insiste en que su amada le confiese lo que siente de verdad, que le diga sí o no ahora mismo y no más tarde.
La cantó muy dinámico y con profunda emoción.
O” Despertar al amor”

Despertar al amor,
Descubrir cómo es
Impregnarse de él, es vivir
Caminar junto a él,
Confundirse con él
Abrazarse con él, es vivir
Ser dichoso con él, desgraciado con él
Debutante con él, es vivir
Y sentarse a su lado,
Y tomarle la mano
Y mirarlo, es sentirse vivir
…………………………
Despertar al amor, sorprenderte de él
Arriesgarte por él, es vivir
Despertarte con él,
Escaparte con él
Enfrentarte con él, es vivir
Enfadarte con él,
Ser mendigo por él
Arrastrarte por él, es vivir
Y vivir a su lado,
Y comer de su mano
Y cuidarlo es sentirse vivir

Y estrecharlo en tus brazos y luego besarlo
Y sentirlo en el alma, es vivir
Y lavarle la cara
Y fundirse con él
Y adueñarse de él, es vivir
Y adueñarse de él, es vivir
Un número dramático al estilo propio de Raphael. Y muchos, muchos más. Todas las canciones han sido fascinantes, llenas de contenido, no hay razones para clasificarlas.

MEZCLANDO CANCIONES ACTUALIZADAS


En la segunda parte del espectáculo las canciones actualizadas se mezclaban más y más con los éxtitos que Raphael canta en cada concierto suyo.
«En carne viva», «Que sabe nadie», «Amame», «Desde aquel día», los latinoamericanos «Adoro», «Nostalgias», «La copa final».

A continuación – dos canciones nuevas del repertorio del artista: «Eso que llaman amor», «Cuatro estrellas» de Manuel Alejandro. El protagonista de éstas ya no es un jóven romántico, sino un hombre que vivió una larga y hermosa vida, hombre sabio, pero apasionado- hombre que conoce el precio del amor verdadero.

A finales del concierto –! ya llega la Navidad! - Raphael cautivó al público con su nueva versión de “El tamborilero”, canción que ha estado cantando durante décadas. Hasta ahora la cantó muy suavemente. Esta nueva versión, al contrario, está llena de energía y dinamismo, y la voz potente del artista escapa fuera.

Por medio de esta canción Raphael transfiere los sentimientos y emociones humanas más profundas. Es artista que decanta la propia vida. No, no solo canta sino protagoniza.

Entre sus protagonistas principales por supuesto hay un enamorado apasionado y extasiado con el corazón lleno de esperanzas y alegrías y lo hay también con el corazón partido, los sueños y esperanzas del cual se han hecho ceniza. Pero el grupo de sus protagonistas es más amplio. Forman parte del mismo un campesino, una pobre anciana, un torero, un peregrino, actores ambulantes y un soldado. Tiene canciones antimilitaristas, la animosa “Canción del trabajo” y la canción de los horrores de la destrucción de la naturaleza. Hay canciones que hacen reflexionar sobre el sentido de la vida.

Aquí nos concentremos en las canciones únicas que también fueron interpretadas en el concierto de Valencia. Los números musicales para Raphael, solo para él.

La primera es “El payaso”. Su protagonista fue rechazado por la que él quiere de todo corazón, por la que significa para él toda una vida. Ella se rió de él cuando le confesó sus amores. Su vida está destruida. No tiene sentido seguir viviendo, se siente pobre Payaso que tiene que hacer reír a la gente mientras su alma está llena de amargura porque no puede olvidar a su querida. La canción fue compuesta por Les Reed, famoso compositor de canciones británico, autor de “Delilah” y muchos hits más. El se sirvió en el estribillo del tema de la famosa aria de Canio “Vesti la Giubba” de la opera de R. Leoncavallo “Payasos”. Al principio Raphael canta con una voz grave, reprimida, como si reprimiera también sus sentimientos. Pero al llegar al estribillo, al tema de “El Payaso” al contrario empieza a cantar a plena voz poniéndose a la misma onda de la grandeza de la música de Leoncavallo y sufriendo la tragedia de un amor despedazado con una potencia fantástica que conmueve el corazón y el alma. Se quedan fascinados con el esplendor de su voz y abrumados por la fuerza del sentimiento.

COMPARACION CON GOYA

Otra canción es “Balada triste de la trompeta”, compuesta por Nini Rossi, famoso compositor y trompetista italiano. La trompeta es un ser vivo. Los recuerdos de los días felices que nunca volverán la hacen llorar. No solo llorar sino sollozar desesperadamente. Este estado de ánimo es el mismo que tiene el protagonista lírico de la canción. Su corazón solloza junto con la trompeta recordando el pasado feliz que se fue para no volver. Después va el estribillo. Estribillo sin letras. Estribillo milagroso. La voz del cantante se funde con el sonido de la trompeta:

Yeah, yeah - Yeah, yeah - Yeah, yeah - Yeah, yeah - Yeah, yeah
! Ay Ay Ay Aaaay!

La tesitura se está haciendo más y más aguda mientras que el drama va alcanzando su pico. Es inolvidable. Parece el corazón humano latiendo en vivo, latiendo rápidamente de la emoción - justo delante de Uds.

La síntesis de la voz única de Raphael, junto con el nivel superior de la técnica vocal, que se ve muy raras veces entre los intérpretes de la música pop, y junto con el arte de interpretar y de bailar es realmente una perla. Pero con todo eso tenemos que considerarlo todo solamente instrumentos en las manos de un gran artista, instrumentos destinados para transmitir sentimientos saliendo justamente de las profundidades del corazón humano – aspiraciones y sueños, adoración y desesperación, alegría y tristeza, felicidad y tragedia. En este sentido las canciones de Raphael se pueden comparar con los lienzos de Goya, Velazquez, Ribera, Murillo, Zurbarán. Raphael cantando llega al mismo fondo de sus corazones. Es porque sus canciones no dependen del tiempo. Es porque él es un genio de escenarios españoles, también de los escenarios internacionales.

Traducción de Irina Kraineva,
опубликовано на сайте 8 марта 2014 года